Nueva sentencia satisfactoria para los intereses de uno de nuestros clientes, obtenida por VINCIT ABOGADOS, por la que ha conseguido la reposición de la Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual del mismo, como técnico de mantenimiento de aerogeneradores (molinos eólicos), tras haberle sido revocada por el INSS por mejoría en sus lesiones por hernia discal L4-L5 con dolor (lumbociática).

El contenido de la misma, puede consultarse, AQUI: Sentencia JS7V de anulación de revocación de IPT a técnico de mantenimiento por hernia discal L4-L5 y lumbociática.

Recordemos que una de las preocupaciones que habitualmente tienen los trabajadores ya reconocidos con una Incapacidad Permanente por la Seguridad Social, es la posibilidad de ser revisada su pensión por mejoría de sus lesiones, con las consecuencias de ver revocada su pensión y repuesta su capacidad para trabajar.

El derecho a las prestaciones del sistema, en el caso de las prestaciones de invalidez, en los grados de total, absoluta y gran invalidez, siendo pensiones vitalicias, pueden ser objeto de revisión, suspensión y extinción.

Así, el art. 22.3 de la Orden de 15 de abril de 1969 por la que se establecen normas para la aplicación y desarrollo de las prestaciones por invalidez en el Régimen General de la Seguridad Social, dispone que «La pensión vitalicia se extinguirá por revisión de la incapacidad declarada».

En una nota legal anterior al presente titulado “Mejoría, Agravación, Error de Diagnóstico y Revisión en las Incapacidades Laborales” , de fecha Abril de 2019, ya recordábamos los supuestos en los que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), puede proceder a instar la revisión por agravación o mejoría del estado incapacitante profesional, en cualquier grado, inicial o de revisión, siempre que el beneficiario no haya cumplido la edad mínima de jubilación.

Pues bien, nuestro cliente inició un proceso decreciente desde una declaración de una Incapacidad Permanente Absoluta en el año 2016, para ser revisada y declararla como Incapacidad Permanente Total para su profesión habitual de técnico de mantenimiento en el año 2018, y por último ser revisada de manera completa, declarándole apto por mejoría para poder trabajar con efectos de 01/12/2019.

Lo cierto es que el trabajador, en realidad no ofrecía mejoría alguna respecto de sus lesiones de hernia discal L4-L5, con fijación mediante material de osteosíntesis, de manera que le habían quedado importantes secuelas de movilidad, así como dolor con irradiación o lumbociática.

Pese a ello, el INSS entendió que podía trabajar nuestro cliente, y a tal efecto le recomendaba la utilización de un corsé (sic.).

La labor de este despacho ha consistido en la probanza de la realidad de las labores y trabajo del actor, mediante un profesiograma, así como la incompatibilidad de dichas funciones en relación con las secuelas en grado degenerativo de la funcionalidad de la espalda, así como la acreditación del dolor que aún padece. Todo ello avalado con la correspondiente pericial médica al efecto.

Con todo, finalmente se ha dictado la sentencia comentada, favorable al trabajador, y como resultado de todo ello, debe serle repuesta a nuestro cliente su pensión de Incapacidad Permanente Total para su profesión habitual, desde la fecha de su revocación el 01/12/2019, con el abono de los atrasos desde entonces hasta la fecha del efectivo cobro, sobre una Base Reguladora mensual reconocida de 1.657,46 euros, más sus intereses legales.

Nos congratulamos, no solo por el fallo judicial obtenido a favor de nuestro cliente, sino porque se hace justicia material acorde a las particulares circunstancias que afectan a nuestro cliente.

VINCIT ABOGADOS

www.vincit.es